jueves, 17 de marzo de 2011

Cómo mola el cuerpo-mente

El otro día me acosté con esa contractura en la parte alta de la espalda que tenía nombre propio, poco después de haber escrito sobre ello en mi última entrada.
Pues, ¡qué casualidad! Resulta que me desperté sin ella. Sin pastillas, sin cremas, sin fisioterapia. Simplemente verbalizando algo en lo que acababa de “caer”.
Lástima que no siempre sea tan evidente y tan fácil asociar un síntoma a una emoción.
Algunas de estas asociaciones son ya tan populares que  nadie las cuestiona, por ejemplo:

·        Los infartos se relacionan con estrés, competitividad y agresividad
·        La tensión arterial suele aumentar cuando se está estresado
·        Cuando nos llevamos un disgusto, las defensas bajan y somos más propensos a coger catarros, virus, hongos…
·        Es bastante común que la ansiedad se manifieste en el intestino con colitis  (es lo que llaman colon irritable) o también con estreñimiento.

Pero no son las únicas.
Normalmente intento encontrar las causas emocionales cuando tengo algún problema físico, y aunque muchas veces no las encuentre, a base de observar voy identificando algunas relaciones causa-efecto.
Leer sobre el tema me ha puesto sobre la pista de algunas de ellas. Lo cierto es que de entre lo que he leído, cada autor tiene su teoría y aunque en algunos síntomas coinciden, en otros no.
No creo que ninguna de estas teorías sea definitiva ni absoluta, porque los seres humanos somos tan variados y complicados, que simplificar en una sola el comportamiento de toda la mente humana es, desde mi punto de vista una tarea imposible. Pero sí que podemos sacar ideas de los distintos enfoques y de sus razonamientos, y a partir de ahí elaborar nuestro propio mapa cuerpo-mente, nuestro propio manual de instrucciones.


Si tenéis interés en identificar vuestras propias dolencias, aquí os propongo unos cuantos títulos, pero repito, ninguno para tomar al pié de la letra, sino para sacar ideas, someterlas a crítica, observar si se confirman en nosotros…
·        “La enfermedad como camino” Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahle. Explica primero su teoría para la comprensión de la enfermedad, y después, trata en distintos capítulos las partes del cuerpo y el significado de las enfermedades en ellas. Es un libro de 1983 que sigue estando entre los más vendidos. (En su campo)
·        “La voluntad de vivir” Arnold A. Hutschnecker . Especialmente orientado al estrés y la ansiedad. Sostiene que la enfermedad es una rendición temporal de la voluntad de vivir.Me gustó.
·        “Obedece a tu cuerpo, ámate” Lisa Bourbeau  Relaciona un montón de enfermedades con su posible asociación a pensamientos o emociones, por orden alfabético.
·        "La Enfermedad busca Sanarme"  Philippe Dransart. De éste no puedo hacer comentarios porque no lo he leído, pero alguien en  cuyo criterio confío, me lo aconsejó.
·        “Usted puede sanar su vida” Louise L.Hay. Incluye una tabla de asociación de enfermedades y sus posibles significados.
·        “El poder autocurativo del cuerpo”  Vernon Coleman. Este no es estrictamente de lo mismo, sino más bien de  lo que indica su título, pero tiene también un capítulo dedicado al tema.       
·        “El cuerpo tiene sus razones”  Thérèse Bertherat. ¿Habeís oído hablar de la antigimnasia? Pues es esto. Trabaja centrándose en las emociones que se somatizan en el sistema muscular.

9 comentarios:

  1. No cabe duda que la cabeza es traicionera.
    Buen blog!

    ResponderEliminar
  2. Si muchas veces el antídoto a nuestras enfermedades la tenemos nosotros mismos; el secreto está en saber vivir. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sí, Thrillerlife, hay que estar alerta con ella, que enseguida hace de las suyas...
    Gracias por comentar

    ResponderEliminar
  4. Xaquelina, en eso estamos las dos ¿no?, en saber vivir cada día un poquito mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Estoy con Xaquelina y contigo en eso de vivir cada día un poquito mejor, al menos, hay que intentarlo.

    Un beso Julia.

    ResponderEliminar
  6. Muy significativo tu espacio..herramientas exactas para poner en marcha la prueba. Sin embargo sobre la misma,creo existe un factor determinante como una especia de cura a todo mal..trabajar la mente,ejercitarla,darle órdenes para lograr una buena y excelente disposición de vida.Seguiré tu espacio.Visita el mío si gusta estas invitada..wwwclasica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. @Dew@,yo también lo creo. Trabajar la mente como la clave para obtener de la vida lo que deseamos, orientarnos en esa buena disposición.
    Gracias por tu comentario. Visitaré tu blog

    ResponderEliminar
  8. Hola belle blog, íntimas y leales entradas,si te gusta la palabra indefinida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen domingo, besos de agua...

    ResponderEliminar